La llamada dieta alcalina, parte de la necesidad de nuestro organismo de mantener un equilibrio ácido-base para estar sano. Y surge en repuesta a las nocivas consecuencias clínicas de la acidificación del organismo, con el objetivo de contrarrestar dicha acidificación a través de la alimentación.

 

En qué consiste una dieta alcalina

 

La dieta alcalina consiste en ingerir un 75-80% de alimentos alcalinizantes, un 20-25% de alimentos acidificantes y suplementos de minerales alcalinos.

En una dieta alcalina, frutas, verduras, hortalizas y tubérculos deben ser orgánicos, frescos y de temporada; y comerse lo más crudos posible.

Se tiene en cuenta el suelo en el que se hayan cultivado, pues influye en su contenido mineral y en las sustancias que damos a nuestro organismo.

También se controla la procedencia del agua, eliminando los componentes tóxicos que pueda contener, mediante osmosis, carbono o filtros, y alcalinizándola con bicarbonato, agua de mar o limón.

Sobre el agua de mar, la dieta alcalina defiende que, al estar constituida por los mismos minerales que nuestra sangre, tomar de 100 a 200 cm cúbicos diarios, contribuye al equilibrio ácido-base.

Adicionalmente, se apuesta por sustituir el vinagre de vino por especias o vinagre de manzana, arroz o tamari. Y se favorece la cocina al vapor, a la cocción o los fritos.

Las legumbres, aconseja dejarlas un día en remojo, con zumo de limón o una cucharadita de vinagre de manzana, antes de comerlas o cocinarlas. Y sustituir el líquido del remojo por uno nuevo al hervirlas, añadiendo hojas de col.

Para alcalinizar bebidas, frutas o platos cocinados, basta con incorporar bicarbonato o dejarlos en remojo.

Además, aconseja:

  • Cocinar sin sal, o sustituirla por agua de mar.
  • Cenar ligero, una hora antes de acostarnos.
  • Dejar de fumar.
  • Abandonar el abuso del alcohol.
  • Realizar ejercicio diario moderado y en espacios abiertos.
  • Controlar la acidificación de los medicamentos que tomemos.
  • Y mantener una actitud positiva, alejada del estrés, los conflictos y los pensamientos negativos.

 

¿Cuáles son los alimentos alcalinos?

 

Dentro del grupo de los alimentos alcalinos, encontramos: algas, ajos, agua mineral, almendras, avellanas, apio, albaricoques, ajo, bicarbonato de sodio, berros, brócoli, cebolla, caqui, calabaza, castañas, col rizada, dátiles, espirulina, espinacas, escarolas, endivias, espárragos, especias, frambuesas, fresas, guisantes, judías verdes, kale, kiwi, limones, lentejas, limas, lechuga, manzanas, melocotones, moras, melón, mango, nectarina, naranjas, piña, pipas de calabaza, pimentón, pomelos, perejil, raíz de loto, rábanos, sal marina, sandía, salsa de soja, tomates, té de hierbas, uva, zanahorias.

En los alimentos neutros, se incluyen: aceite de oliva, aceite de coco, aceite de aguacate, apio, arándanos, avena, arroz salvaje, brotes de alfalfa, coles de Bruselas, cilantro, plátanos, pepino, pipas de girasol, quinoa, remolacha, té de jengibre, tahini, tempeh, uvas, verduras fermentadas.

Los alimentos ácidos, son: arroz integral, arroz refinado, arroz basmati, atún en lata, azúcar blanco y moreno, alimentos fritos, aceitunas en vinagre, centeno, calamares, carnes en general, cacao, cebada, cerveza, cereales procesados, café, chocolate, calamar, edulcorantes artificiales, embutidos, encurtidos, fructosa, galletas, garbanzos, harina blanca, huevos, leche entera, leche de soja, mostaza, mejillones, manteca de cerdo, miel pasteurizada, marisco, mantequilla, pasteles, pasta blanca, pasas, pan, trucha, vino, yogur, zumos de fruta azucarados.

Para saber cuánto alcalinizan o acidifican los alimentos que ingerimos, existen papeles de medición del pH en la orina, de venta libre en farmacias.

Otra forma más exacta, aunque más cara, es a través de un potenciómetro, también de venta libre en farmacias.

Saber que, los valores de pH en la orina oscilan entre 4.5 y 8; siendo de 4.5 a 5.75 una orina muy ácida, de 6 a 6.5 una orina ácida, de 6.75 a 7.25 una orina neutra y de 7.5 a 9 una orina alcalina.

 

¿Por qué es importante el equilibrio ácido-base?

 

El equilibrio entre acidez y alcalinidad en nuestro organismo es lo que se denomina equilibrio ácido-base.

Dicho equilibrio, depende de tres elementos: potencial de hidrógeno (pH), dióxido de carbono (CO2) y bicarbonato (HCO3).

El pH corporal es un valor que mide el grado de acidez o alcalinidad de una sustancia o solución y, en nuestro cuerpo, está supeditado a varias sustancias, entre ellas el CO2 y el HCO3.

Los valores del pH van del 0 al 14, donde 7 sería el término neutro.

Valores por debajo de 7 indican que la sustancia o solución es más ácida.

Niveles por encima de 7 indican que la sustancia o solución es más alcalina.

Por otro lado, el cuerpo utiliza varios órganos, con necesidades de pH distintos, para mantener el equilibrio ácido-base:

  • Orina: pH 4.5/8
  • Sangre: pH 7.35/7.45
  • Saliva: pH 7/7.4
  • Piel: pH 4.5/5.75

Y diversos procedimientos para regularlo, en los que participan: pulmones, riñones y sistemas estabilizadores del pH.

Los trastornos respiratorios y los desequilibrios en la producción de ácidos y bases, pueden dar lugar a una acidosis o una alcalosis.

Muchas farmacias ofrecen servicios de análisis clínicos y pueden comprobar nuestro nivel de pH corporal sin necesidad de pedir consulta médica. Infórmate en tu farmacia  más cercana.

 

Carrito0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0