Los primeros auxilios son un conjunto de medidas y actuaciones que permiten la atención inmediata de una persona accidentada, lesionada, inconsciente o súbitamente enferma, en el lugar donde ha ocurrido el incidente hasta la llegada de la asistencia médica profesional. 

Se realizan con la finalidad de evitar que las lesiones sufridas empeoren.

¿Cuáles son los objetivos de los primeros auxilios?

El objetivo principal de los primeros auxilios consiste en mantener signos vitales para evitar riesgos en la víctima.

Este objetivo puede detallarse en una serie de objetivos específicos: 

  • Mantener vivo al accidentado
  • Evitar nuevas complicaciones o lesiones
  • Aliviar el dolor y asegurarse de que el accidentado se encuentra bien mientras llega la ayuda sanitaria
  • Poner al accidentado en manos de expertos médicos lo antes posible

 

¿Cuándo se aplican los primeros auxilios?

Los primeros auxilios básicos se pueden aplicar en los siguientes casos:

  • Heridas
  • Hemorragias
  • Quemaduras
  • Fracturas, esguines y luxaciones
  • Lipotimias
  • Pérdidas transitorias de conciencia
  • Convulsiones
  • Picaduras
  • Mordeduras

 

Fases de actuación: técnica PAS (Proteger, Avisar y Socorrer)

  • Proteger el lugar del accidente: consiste en conseguir que el lugar del accidente sea un sitio seguro.
  • Avisar a los servicios de emergencia: es importante avisar a los servicios de emergencia proporcionando la información necesaria (lugar de los hechos, tipo de accidente, número de heridos y su estado). En cualquier caso, es fundamental identificarse y no colgar hasta que lo indiquen los servicios.
  • Socorrer a los accidentados: se trata de actuar rápidamente, pero con calma, teniendo en cuenta los objetivos para salvar la vida del accidentado y evitar que las lesiones empeoren.

 

Recomendaciones para prestar primeros auxilios

Para socorrer al herido es importante tomar ciertas precauciones, teniendo en cuenta algunas recomendaciones:

  • No mover al accidentado salvo si es imprescindible
  • Evaluar la seguridad de la zona
  • Evitar aglomeraciones
  • Actuar con rapidez, pero con calma
  • Tranquilizar al accidentado y mantenerlo a una temperatura adecuada
  • No dar medicamentos, bebidas o comida al herido
  • Actuar en caso de tener los conocimientos adecuados
  • Poner al accidentado en manos del servicio médico profesional lo antes posible
Carrito0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0